HECTOR BEJAR: LA REPUBLICA PERUANA NACE CIEGA Y SORDA A LA MAYORIA. SE MANTIENE AUN IGUAL, QUIZA PEOR

Curas y notables formaron la República peruana. Excluyeron a la mayoría, aquellos que dieron su cuerpo y alma para vencer a los realistas. Esclavos negros, indígenas, ayllus enteros se enfrentaron a las tropas españolas mientras los notables de Lima se preparaban para mantener los bienes y privilegios de los españoles en huida. Así es como nació la República; Así siguió. Y sigue así ahora. Cualquier cambio habido es cosmético, puro maquillaje formal; sigue alimentando a quienes tienen mayor riqueza, entregando recursos a compañías extranjeras sin consulta a la población andina y aprovechan el erario público para enriquecer a cada autoridad y sus familias. Es incapaz de reformarse por ella misma, estructuralmente. Tiene una marca genética inextirpable. La existencia misma de un Ministerio de la mujer o de un Ministerio de personas vulnerables evidencia la incapacidad del Estado para actuar incluyente y equitativo. El Estado crea instancias para aliviar a excluidos, reparte beneficios casi siempre temporales. Puro asistencialismo y paternalismo. Mas allá no va y nos solo es ahora. Una nueva República es más urgente cada día. Es imposible reformar lo que esta nacido para destruir ciudadanías sistemáticamente y generar desigualdad.

Los negros, indios y esclavos vencieron a españoles, pero una minoría formó el Estado Republicano que hoy tenemos excluyendo a los combatientes, curacas, lideres de ayllus que expresan la mayoría nacional y lucharon por la independencia al lado de San Martín y Bolívar. Héctor Béjar explica (36’) el origen aristocrático, autoritario y excluyente de la República después de expulsar a los realistas. 200 años después, los descendientes de los pueblos originarios insurgen para exigir protagonismo negado sistemáticamente. Demandan una nueva República y protestan como lo hicieron Tupac Amaru. Su presencia en Lima y en cada ciudad anuncia un nuevo amanecer. Conferencia magistral 30’ *Vea, comente y difunda*.